"ID Y ENSEÑAD A TODOS"

sábado, 24 de junio de 2017

prisma

Luego de que el tiempo haya pasado ya, volveré a escribir, pero no con el afán de ser leído, sino por el hecho innato que me lleva a la escritura. "Si yo fuese Robinson Crusoe en mi isla desierta, seguiría escribiendo" acentuó Borges.

Cuando alguien escribe porque quiere ser famoso, porque quiere ser leído, porque quiere encontrarse con el éxito de ser conocido por muchos, entonces eso no puede ser literatura, a esa actitud se le conoce como barroquismo, que es precisamente cuando un género, un movimiento o actividad ya viene en decadencia. El ejemplo más claro es Cervantes; en él todo fluye, todo es natural y sin mecanismos, sino meramente sentimientos encontrados, leemos de Quijano: "El cual, entre compasiones y lágrimas de los que allí se hallaron, dio su espíritu: quiero decir que se murió". Esto bulle del corazón y dicta la muerte de un amigo, de alguien que realmente amaba, y lo escribe perfectamente, como si realmente se sintiera conmovido del hecho. También es verdad, -y esta visión se la debo al comentario de una amiga que quizá prefiera permanecer en el anonimato- que el barroquismo se puede emplear también de manera personal aún en el amor: cuando un detalle, una palabra, un abrazo, un gesto, una caricia, es ya un mecanismo, puede ser que ese tiempo de amores esté en un barroquismo.

Distante a esa soltura, es Gracián, del siglo XVII, cuando le llama a las estrellas "gallinas de los campos celestiales", no se puede ser ya más glaciar que eso.

Si algo defiendo y quiero promover es la escritura y/o la lectura en un sentido más hedónico, puesto que no hay una felicidad obligatoria. No hay un amor obligatorio; es un contrasentido. De la misma manera, siempre he creído que se debe de tomar en cuenta solamente aquello que traiga placer (hablo de la lectura), y no inmiscuirnos en aquello de fechas y nombres y lugares separados por una coma y por un guión, y que no vienen a bien en la enseñanza de la literatura. Los sistemas de enseñanza asiático toman todo como un solo hecho; es decir: pueden poner a discutir a Xenon con Lugones, por ejemplo. O a Algelus Silesius con Shao Yung...

Regularmente quienes no saben de poesía se han dedicado a enseñarla, porque quizá es más fácil o quizá porque han visto en ella algo que en general los ha emocionado –recordando que la poesía puede ser aquello que recordamos y que ha sido escrito por otro- y quieren que otros se sorprendan por lo mismo que fueron ellos sorprendidos.

Omitiré en este pequeño escrito que hice a manera de un corto ensayo la típica moraleja o consejo que algunos han optado por hacer al finalizar un escrito. Yo prefiero dejarlo todo a discreción del lector, por que tiene sentido común. El lector en su conciencia encontrará la razón del por qué de mi escritura y sabrá honrar a aquello de lo que hablo.

Me sobran los temas por los cuales sentarme y dedicar tiempo a este blog, pero también me gustaría interactuar un poco con la audiencia (que no creo que sea más de 3 personas), el tema de su interés para ser leído.

No hay comentarios:

PERIODICO CUNIZAB Copyright © 2011 | Template created by O Pregador | Powered by Blogger